Políticas Públicas de Verdad y Memoria en 7 países de América Latina - page 25

24
instituciones políticas, autoridades de las Fuerzas Armadas, entre otros. Es de esperar que
estas demandas sean variadas y tengan énfasis diversos. Algunas se enfocarán en la
reivindicación y recuerdo de las víctimas, otras en el potencial que las iniciativas de
memoria aportan para el fortalecimiento de una cultura de derechos humanos y
democracia. También estarán aquellas que intenten fomentar la reconciliación nacional
en base al perdón y olvido, y otras que buscarán conmemorar a las autoridades de la
dictadura y las “obras” que ellas llevaron a cabo
32
.
Como se dijo, las demandas son múltiples y las luchas por la memoria no suelen
resolverse por consenso. El sentido del pasado que se recupera y también el de la
memoria que se construye responderán a los intereses particulares de quienes lleven a
cabo cada iniciativa
33
, y se insertarán junto a otras demandas, en un terreno complejo de
disputa por la legitimidad y fuerza de las memorias que promueven.
*
*
*
32
Tómese como ejemplos a la
Fundación Presidente Pinochet
y al movimiento
Argentinos
por la Memoria Completa.
En nuestras fichas, se puede revisar los conflictos en torno al memorial
El Ojo que Llora
en Perú (Perú – Ficha Nº 33 “Ojo que Llora”), y en Argentina la placa
conmemorativa pro-dictadura en el Bosque de la Memoria de Rosario, (Argentina – Ficha Nº 9
“Bosque de la Memoria”).
33
Un ejemplo puede ser
Londres 38
, en Chile. Las demandas para la recuperación del
inmueble se originaron en tres colectivos que tienen vinculaciones al lugar desde experiencias y
memorias distintas. En consecuencia, las relaciones entre ellos, y de ellos con el Gobierno, no han
estado exentas de conflicto. Ver Chile – Ficha Nº 16 “Monumento Histórico Londres 38”.
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...437
Powered by FlippingBook