Políticas Públicas de Verdad y Memoria en 7 países de América Latina - page 10

9
N
OTA METODOLÓGICA
El presente documento constituye la primera parte de un trabajo de tres, sobre políticas
públicas de (i) verdad y memoria, (ii) justicia y (iii) reparaciones. Las tres partes que
compondrán este estudio sobre políticas públicas en el campo mencionado deben ser
finalmente leídas e interpretadas en conjunto, para comprender adecuadamente cómo
estos procesos históricos –y cada iniciativa del Estado- se relacionan entre sí,
determinándose y/o complementándose, según sea el caso.
Las políticas públicas de verdad, memoria, reparaciones y justicia forman parte de un
conjunto de medidas estrechamente vinculadas y en torno al mismo objetivo final de
hacer justicia en un sentido profundo, por lo tanto, no es posible separarlas como si
fueran categorías estancas. A su vez, consideramos que por razones prácticas era posible
realizar esta división artificial y momentánea entre políticas de verdad y memoria, de
reparaciones y de justicia. Esta división es, entonces, sólo un modo transitorio de
organizar el universo disponible de políticas públicas en este campo y no una propuesta
de entender dichas iniciativas como conceptual o políticamente separables. Como explica
José Zalaquett, “la búsqueda de la justicia en relación con los crímenes del pasado tiene
varias dimensiones. Una de ellas es la vindicación de la memoria y el buen nombre de las
víctimas. Una segunda dimensión es la necesidad de indemnizar a las familias de las
víctimas. Una tercera es el procesamiento y castigo de los culpables o la imposición de
otras sanciones, como por ejemplo la inhabilitación para ocupar cargos públicos”
3
.
En esta primera parte se identificaron y compilaron aquellas políticas públicas de verdad y
memoria que tuvieran como propósito principal construir una narración oficial de los
hechos ocurridos –específicamente respecto a las violaciones a los derechos humanos
durante las últimas dictaduras militares y los conflictos armados-, por ejemplo,
generando información o reivindicando la dignidad de las víctimas, así como
promoviendo “formas de memoria” sobre esos hechos. Así, se identificaron políticas
públicas de siete países, desde el comienzo de la transición a la democracia en cada país
hasta diciembre de 2009, a nivel nacional, regional o local en Argentina, Bolivia, Brasil,
Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.
3
ZALAQUETT, José. “Procesos de Transición a la Democracia y Políticas de Derechos
Humanos en América Latina”, Ob. Cit., pág. 6.
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...437
Powered by FlippingBook